Limpieza de cutis profunda

La limpieza facial profunda te puede ayudar a recuperar la salud de tu cara. Día a día, la piel de nuestro rostro va acumulando suciedad. Las impurezas producidas por el propio organismo y la contaminación del ambiente que nos rodea se van depositando en la piel. Y si no las eliminamos mediante un tratamiento, pueden llegar a provocar diferentes afecciones. Además, también podrían causar el envejecimiento prematuro de la piel.

La limpieza de cutis es un procedimiento no invasivo ni agresivo que busca mejorar el aspecto de la piel corrigiendo la dilatación de los poros, eliminando las células muertas que están en la superficie y extrayendo los puntos negros, comedones (espinillas) y millium (microquistes) que se van acumulando con el tiempo. Se combina técnicas manuales y el uso de aparatología especializada.

El tratamiento es realizado por personal calificado, en nuestro caso, por la Dermato-Cosmiatra. Dentro de la Limpieza contamos con varios pasos: exfoliación profunda, extracción de impurezas, descongestión, hidratación y nutrición profunda de la piel y por ultimo un masaje o drenaje linfático.

La frecuencia dependerá de lo que el especialista decida y vea de acuerdo al tipo de piel y lesiones que presente el paciente. El especialista por último recomendara el tratamiento a domicilio adecuado para el uso diario.

Al contrario de lo que muchas adolescentes piensan, este tipo de tratamiento facial no resuelve el acné juvenil, al contrario, podría empeorarlo. Por eso, en estos casos, lo más recomendable es que venga a nuestra consulta para ser evaluada. Para los casos de acné normalmente se debe realizar es peeling químicos y otros tratamientos que nuestra doctora le recomiende.

Comparte