PLASMA PEN FIBROBLAST o DERMALIFT

Tratamiento basado en la reacción física que se obtiene al aproximar la punta aplicadora de plasma a una superficie con la diferencia de potencial electromagnético adecuado entre el dispositivo y el tejido humano, originando un arco (plasma) el cual desestructura los componentes de la epidermis, los queratinocitos; sublimándolos (termino físico que se da al paso del estado solido al gas-gaseoso). Como consecuencia cuando aplicamos el tratamiento se producirá un humo visible dando paso a una costra muy pequeña (puntiforme) en la zona tratada, que se cae al rededor de 7 a 10 días. No se produce hematomas ni cicatrices.

Como consecuencia habrá naturalmente una bioestimulaciòn de la dermis tratada con el aplicador de plasma fruto del calor (termocontracciòn). 

Este equipo permite realizar procedimientos médicos-estéticos de una manera no invasiva, fiable, segura, fácil de realizar y libre de riesgos, tanto para el paciente como para el especialista. Es una alternativa estética rejuvenecedora que complementa y en ocasiones sustituye a la cirugía tradicional.

 

Sus indicaciones en medicina estética son muy variadas, tales como mejorías ostensibles de:

  • ESTRIAS
  • CICATRICES Y VARICELA
  • ARRUGAS DE TODO TIPO
  • ACNÉ ACTIVO
  • FLACIDEZ
  • BLEFAROPLASMAPLASTÌA O EXCESO DE PIEL EN PARPADOS
  • XANTELASMAS
  • CICATRICES
  • NEVUS RUBÍ
  • QUERATOSIS
  • REJUVENECIMIENTO DE CUELLO
  • REJUVENECIMIENTO PERIUMBILICAL
  • REJUVENECIMIENTO GENITAL FEMENINO
  • VERRUGAS
  • ALGUNOS NEVUS (LUNARES)
  • REJUVENECIMIENTO PERIBUCAL, PARA ELIMINAR EL CÓDIGO DE BARRAS

Se requiere 1 sesión o mas, todo dependerá del caso y del estado de la piel del paciente. La duración del procedimiento varia entre pacientes, pero puede durar de 15 min. en adelante y tan solo requiere aplicación de anestesia tópica.

  • Resultados inmediatos de reafirmación
  • Tratamiento sencillo y ambulatorio
  • Indoloro gracias a la anestecia local
  • Sin inyecciones, sin hilos, sin cortes, sin anestecia total, sin cicatrices
  • Especialmente indicado para Blefaroplastia y ojeras.
  • Período corto de recuperación
  • Resultados duraderos

Al procedimiento le sigue un edema y/o inflamación, de mayor o menor importancia según la indicación clínica, siempre transitorias (de tres a cuatro días) en el caso del tratamiento de párpados. En rejuvenecimiento aparecen pequeñas costras de medio milímetro que se caen en los días posteriores (entre cinco y diez días). En los demás casos la costra será del tamaño de la lesión, que también caerá entre los cinco y diez días posteriores.

Prosigue un natural eritema de duración variable pero siempre inferior al de un láser convencional. La repitalización final también es muy variable. Hay que avisar al paciente que su coloración se irá normalizando en los meses posteriores.

Comparte